¿Gerente de cuentas excelente? Acá tres características imprescindibles

¿Gerente de cuentas excelente? Acá tres características imprescindibles

Podemos decir que uno de los trabajos más complicados dentro del mercado profesional es aquel en el que el las personas resultan mediadoras de dos fuerzas igual de poderosas o que al menos tengan la misma exigencia.

Algo que podemos decir sin duda es que existen muchos empleos con esa cualidad. Por ejemplo el trabajo mesero, atención al público y pare de contar. Sin embargo, existe uno que toma vital relevancia en esta oportunidad y es el de gerente de cuentas.

Los gerentes de cuentas, ocupan un cargo más que dividido dentro de toda agencia de marketing. Principalmente, estos resultan ser los mediadores de dos fuerzas con igual exigencias: agencia y cliente.

Por una parte, su trabajo se basa en lograr brindarle una excelente atención al cliente, satisfacer sus necesidades y acatar sus solicitudes, dudas e inquietudes. Asimismo, deberá velar por los intereses de la agencia y desempeñar un excelente trabajo para lograr cautivar a sus clientes.

Aún así, para ser un gerente excepcional, hay que ser más que un excelente mediador. Éste debe ser un acompañante y gran colaborador en la toma de decisiones del cliente, así como ser un fiador viable.

Asimismo, deberá comprender todos los aspectos de la empresa del cliente para brindarle la mejor asesoría y por encima de todo, valorar cómo la estrategia de marketing afectará a cada uno de ellos.

De esta forma, el gerente de cuenta talentoso, sabe que el equilibrio es un aspecto vital dentro de su labor. Vigilar que los equipos no superen el presupuesto, conocer bien los negocios y velar por el cumplimientos de los tiempos son algunos de esos aspectos que mantienen el equilibrio, ya que de perderlo, representaría pérdidas para ambos bandos.

3 características de un gerente de cuenta excepcional

Todo gerente de cuenta deberá contar con las siguientes características que lo definirán como la persona indicada para desempeñar su puesto.

  1. Asume la responsabilidad de su trabajo: Sus objetivos son siempre SMART bien definidos y estructurados. No le teme al trabajo y siempre encontrará la transparencia para el desarrollo de todas las actividades.

    Si el resultado no es el esperado, asumirá la responsabilidad de éstos como una meta a seguir mejorando y no cometer los mismos errores.

  2. Investiga cómo la rentabilidad de la agencia se ve afectada por los clientes: El crecimiento de la agencia es una de sus prioridades. Va directo al grano y siempre se centrará en los datos más importantes del panorama para impulsar a la empresa en todo momentos.

  3. Se involucra con la empresa e indaga cómo el trabajo de la agencia se relacion con el crecimiento de la empresa: Así como el crecimiento de la agencia es importante para el gerente de cuenta, el de sus clientes igual. Es una relación ganar-ganar y por ello el crecimiento debe ser mutuo.

Si como gerente de cuenta posees estas características o como agencia cuentas con un personal así, ¡excelente! Son muchos los beneficios que llegarán en el crecimiento profesional para ambos lados.

Para la agencia, llegarán algo que es muy preciado: la fidelidad de los clientes. Debemos recordar que éstos buscan un asesor de negocios no alguien que simplemente les convenza de un servicio. Por ende, contar con gerente así, será rentabilidad total.

Como agencia también se verá beneficiada en su identidad. Principalmente porque los gerentes excelentes comparten sus logros con el equipo de trabajo cuando resulta exitoso y asumen la responsabilidad cuando fallan.  Esto mejora la moral de equipo, compenetra a los miembros de la agencia y luchan por alcanzar los mismos objetivos.

En resumidas cuentas, un gerente es más que un mediador, es ese asesor de negocios que garantizará la rentabilidad económica de los clientes y potenciará los resultados de la agencia a través de cada estrategia desarrolla de manera meticulosa por el bien común.

Deja un comentario